Francesc de Borja Moll i Casasnovas (Ciutadella, 1903 – Palma, 1991) fue filólogo, lingüista, dialectólogo y editor. Estudió humanidades, filosofía i teología en el seminario de su ciudad natal, a los 13 años comenzó a escribir en los periódicos de Menorca.

 

Desde muy joven colaboró con Antoni Maria Alcover en proyectos como el “Diccionari Català-Valencià-Balear”, inventario exhaustivo de la lengua catalana, o la Editorial Alcover, que en el año 1932 después de la muerte de su mentor continuó como único redactor del Diccionario, rebautizada con el nombre de Editorial Moll. La elaboración del Diccionari ocupó buen parte de su vida como lingüísta, circunstancia que no le impidió una intensa labor como conferenciante, gramático y escritor. Como editor, fundó también los cuadernos literarios Raixa, y como promotor cultural fue fundador de “l’Obra Cultural Balear”, creó la biblioteca “Les Illes d’Or” y también promovió la difusión de las “Rondaies mallorquines”, tanto por escrito como en rádio.
 

Diccionario

También denominado Diccionario Alcover-Moll en honor a sus creadores, es un diccionario descriptivo y etimológico que quiere recoger todo el caudal léxico del catalán y que es una gran fuente para los lingüistas y a la vez una obra de lectura entretenida para los no especialistas. Realizado con la colaboración de muchísimas personas que aportaron fichas lexicográficas, la dirección y las tareas principales correspondieron a Antoni Maria Alcover y a su colaborador principal, Francesc de Borja Moll, que gracias al él, el Diccionario fue culminado en el año 1962. Colaboraron también, de manera notable, Manuel Sanchis Guarner y Aina Moll y Marqués. Según el largo subtítulo que lleva este Diccionario, es un “inventario lexicológico y etimológico de la lengua catalana”, una obra comprensiva de la lengua que se habla, según el mismo título, “en el Principado de Cataluña, en el Reino de València, en las islas Baleares, al departamento francés de los Pirineos Orientales, en los Valles de Andorra, en el margen oriental de Aragón y en la ciudad de Alguer de Cerdeña”.

 

 

Obras

Además del Diccionario, Borja Moll escribió libros de memorias, biografías y gramáticas de extrema importancia para el estudio de la lengua catalana, como “l’Ortografia mallorquina” (1931) o “la Gramàtica d’Història Catalana” (1952). Tampoco podemos olvidar su trabajo de editor, fundamental para el restablecimiento literario y cultural después de la Guerra Civil, con la edición de libros en catalán ya en 1943 y la fundación de colecciones y bibliotecas que han marcado la vida cultural de las Islas Baleares. En el año 1971 recibió el Premio de Honor de las Letras Catalanas. El Parlamento de las Illes Balears aprobó el día 12 de marzo la declaración del 2003 como “Año Francesc de Borja Moll”.