vinosferrer.com Bodegas José L. Ferrer Mallorca


Gató de almendras de Mallorca

Historia
Su nombre deriva del francés gâteau (pastel) y parece que tiene su origen en la cocina gala del siglo XVIII, aunque los pasteles hechos de almendras se consumían tiempo antes. Así, el año 1679, con motivo de la visita del obispo Bernat Cotoner, en el monasterio de San Salvador, se sirvieron, entre otros alimentos, tortas de almendra.

 

Gató de almendras de Mallorca

Gató de almendras de Mallorca

 

Este pastel, que ha quedado como patrimonio original isleño, es el resultado de una simbiosis entre la cocina francesa, la que aportó el arte de cocinarlo, y la mallorquina, la que, con los extensos cultivos de almendros, aportó la materia prima. Y así fue como le gâteau d’amandes se convirtió en gató de almendras.

 

Categoría: Postres
Dificultad: Fácil
Tiempo de preparación: Max. 1 hora
Vinos recomendados: Vinos Dulces
Estacionalidad: Todo el año

 

Ingredientes para 4 personas:

250 g de almendras mallorquinas, 250 g de azúcar, 6 huevos, 1 churaradita de manteca, la ralladura de un limón, 1 cucharadita de canela, 1 cucharada de mantequilla, 1 cucharada de azúcar glacé.

 
Preparación

Triturar las almendras. Separar las claras de las yemas. Disponer en un bol la mitad del azúcar, la almendra molida, las yemas de huevo, la ralladura de limón y la canela. Trabajar con un batidor de varillas. Montar las claras a punto de nieve con el azúcar restante. Agregarlas poco a poco a la preparación de las yemas.

Llenar un molde enmantequillado y meter al horno precalentado a 180ºC durante 5 minutos y a 140ºC durante 20 minutos más. Dejar enfriar, desmoldar y espolvorear con el azúcar glacé.

 

Gató de almendras de Mallorca