Port Valldemossa, Mallorca

Un camino enredado entre la Serra de Tramuntana y el mar Mediterráneo conduce al pequeño puerto pesquero de Valldemossa, de belleza desconocida y equilibrio absoluto.

 

Puerto de Valldemossa

La escarpada costa mallorquina esconde entre sus prominencias rocosas esta deliciosa cala de cantos rodados, que albergaba una tranquila comunidad de marineros. Hoy en día, la mayoría de sus viviendas se han convertido en residencia de verano. Es, además, uno de los pocos puertos norteños resguardado y equipado para embarcaciones. La travesía discurre por una pendiente abrupta que franquea el llamado Pla del Rei, antiguamente propiedad del archiduque Luís Salvador de Austria. 

Port de Valldemossa

 

Desde el camino se contempla el precioso valle de Sa Marina. En los meses de lluvia, sorprende un espectáculo de altura: el salto de agua conocido como Rei de Teules, con sus magníficas cascadas.

 

La belleza del paisaje anima a practicar deportes como senderismo, escalada o buceo, mientras que el puerto se convierte en un lugar perfecto para saborear los aromas del mar.

 

 

Cómo llegar: A 6 km de Valldemossa, continuar por la carretera de Banyalbufar y tomar el primer desvío a la derecha.

Qué visitar: El embarcadero, el salto de agua Rei de Teules, el santuario talayótico de Son Mas y la torre de defensa.

Dónde comer: Restaurante Es Port.

Gastronomía popular: Pescados y frituras.

Sitios cercanos de interés: Deià, Sóller.

Port de Valldemossa