mallorca-relojes-de-sol

Mallorca es la región española con más relojes de sol por kilómetro cuadrado.

mallorca-relojes-de-sol-galilea

Mallorca es rica en relojes de sol. Muchas iglesias, monasterios y posesiones de la isla conservan esta antigua tecnología, que en el pasado marcaba las etapas de la jornada agrícola y señalaba los momentos de oración y los oficios religiosos. Los primeros relojes de sol datan de la época de los romanos, y en Baleares su uso decayó definitivamente a partir de los años 50 del siglo XX. Aunque ya no se utilizan, representan un importante patrimonio etnográfico a conservar. Su relevancia en la sociedad mallorquina a través de la historia se demuestra en que la isla es la región española con más relojes de sol por kilómetro cuadrado.


El Consell de Mallorca ha acometido la recuperación de cuatro de estos ingenios. Están situados en la Sierra de Tramuntana, concretamente en las fincas públicas de Galatzó (Calviá) y Raixa (Bunyola) y en las iglesias de Galilea (Puigpunyent) y Alaró. Su rehabilitación ha costado 42.000 euros, subvencionados por el Ministerio de Cultura. Son solo cuatro de los más de 150 relojes de sol repartidos por los distintos municipios de la cordillera mallorquina y de los cerca de 600 distribuidos por el resto de Mallorca, la mayor parte  sometidos a fuertes procesos de deterioro.

 mallorca-relojes-de-sol-iglesia

La antigüedad de esta tecnología no está reñida con su precisión.
El reloj de sol mide horas, minutos y segundos, empleando para ello la sombra arrojada por un gnomon o aguja. Constituyen, además, pequeñas obras de arte en su género, incluyendo con frecuencia leyendas o lemas grabados acerca del paso del tiempo. El de Galatzó está elaborado con morteros de cal e incrustaciones de guijarros. Del siglo XVIII datan los relojes de sol de Raixa y Alaró.
Este último posee las líneas horarias y los números pintados. Por último, los dos de la iglesia de Galilea están hechos a partir de bloques de piedra calcárea, con las líneas horarias y los números grabados en piedra.

Fuera de la frontera insular, la relevancia de este importante y desconocido patrimonio se demuestra en el interés de la Arbeitskreis Sonnenuhen de Munich (Alemania), que le lleva a participar en las jornadas que periódicamente organiza la Comissió de Rellotges de Sol de ARCA (Associación per a la Revitalització dels Centres Antics).

 mallorca-relojes-de-sol-1