betlems-belenes-mallorca-nadal-navidad-0

Antonia Tomás tiene una forma especial de celebrar la Navidad. Cada año elabora un belén que ha ido creciendo de dimensiones con el paso del tiempo y que este año medirá nada menos que 34m2.

 

betlems-belenes-mallorca-nadal-navidad-8

Lo instala en una casa propiedad de su familia, en el pueblo de Llucmajor, donde ella nació. Cada Navidad acuden centenares de personas procedentes de toda Mallorca. Se trata de un belén de estilo árabe, no clásico ni mallorquín, pero que siempre incorpora elementos de la tradición o el paisaje de la isla: un año fue el Torrent de Pareis, otro la localidad de Orient, otro año el Pla de Sant Jordi, los oficios del campo o las paredes de piedra seca.

La afición a los belenes surgió en ella hace tanto tiempo que ni lo recuerda. “Veía hacerlos a mi padre y luego empecé yo”, explica. A partir de ahí la afición fue creciendo hasta convertirse en un hobbie que le ocupa buena parte de su tiempo.

betlems-belenes-mallorca-nadal-navidad-5

Cada año comienza la tarea tras la última feria de Llucmajor, a primeros de octubre, y dedica varias horas al día para tenerlo todo a punto sobre el 20 de diciembre. Aunque la composición es de grandes dimensiones, no se trata de un belén de tamaño natural, sino en miniatura y salvo las figuras, todos los materiales que emplea (tierra, árboles, piedras, musgo…) son naturales.

El horario de visita es de 19 a 21 horas, pero también se organizan visitas concertadas. El año pasado en una sola mañana pasaron por la vivienda nada menos que 576 niños.

betlems-belenes-mallorca-nadal-navidad-antonia-tomas

 

Antonia Tomás pertenece a la Asociación de Belenes de Mallorca, que organiza cada año una ruta navideña que lleva a los aficionados a recorrer numerosos municipios de la isla como Valldemossa, Deià, Artà, Banyalbufar, Capdepera, Porreres, Llucmajor o Palma. La afición a los belenes está tan viva entre el público mallorquín que son muchas las personas que a lo largo de las fiestas los visitan.

betlems-belenes-mallorca-nadal-navidad-1

 

Antonia Tomás no retira el belén inmediatamente después, sino que no lo hace hasta pasada la fiesta de Sant Sebastià o incluso más tarde. Sus nietos están acostumbrados a verla cada año montando el belén y a veces le proponen añadir figuras nuevas. Quizá se preparen para tomar el relevo y perpetuar la pasión de su abuela por una de las tradiciones navideñas por excelencia.

 

betlems-belenes-mallorca-nadal-navidad-3


Betlems de part forana (pueblos)

 betlems-belenes-mallorca-nadal-navidad-6

 

This post is also available in: caCatalà enEnglish deDeutsch