vinosferrer.com Bodegas José L. Ferrer Mallorca


En el centro del casco antiguo de Palma se encuentra la iglesia más antigua de la ciudad, la iglesia de Santa Eulalia.

Dicha parroquia fue iniciada en 1230 gracias al donativo del rey Jaime I, poco después de la reconquista de la isla. Su construcción se alargó durante tres siglos, y muestra de ello es la conservación del rosetón, de 6 metros de diámetro, ubicado en la fachada, el cual se data a finales del siglo XVI.

Palma desde las alturas: Santa Eulalia
 
Santa Eulalia, que puede recordar a Santa María del Mar de Barcelona, entre otras cosas, porque es la única iglesia de Palma con planta de tres naves góticas.
 
Sobre sus naves, los viandantes pueden pasear por sus terrazas, a la vez que contemplan elementos propios de la arquitectura gótica como arbotantes o los largos y coloridos ventanales. Estas terrazas tienen las mismas dimensiones que la iglesia, por lo que se puede pasear a lo largo de 67 metros y subir hasta 23 metros de altura sobre la nave central.
 
Todo el conjunto arquitectónico está ornamentado por esbeltos pináculos, algunos originales y otros posteriores, ya que se recuperaron en la restauración del siglo XIX.
 
Junto a las terrazas, de maravillosas vistas, también se contempla el campanario, el cual alcanza una altura de 55 metros sobre esta misma terraza, siendo así el campanario más alto de Palma.
 
En su interior se conservan cuatro campanas que todavía cumplen su función. La más grande de éstas llega a pesar 4 toneladas, pero no es la más antigua, porque ese honor le corresponde a la campana bautizada como Santa Eulalia datada en 1788, cuya fecha aún se conserva grabada sobre el bronce de la dicha campana.

Palma desde las alturas: Santa Eulalia Palma desde las alturas: Santa EulaliaAsí pues, un nuevo monumento arquitectónico, histórico y cultural, se ha hecho accesible al público. Con sus vistas panorámicas de la ciudad de Palma desde su corazón social, histórico, religioso y civil.

Unas vistas dignas de contemplar al menos una vez en la vida, para embellecer el alma humana.