figues-fig-feigen-higueras-mallorcaEn el corazón de la Marina de Llucmajor (Mallorca), está la finca de Son Mut Nou: Tierra áspera, y arcillosa, tierra seca donde la lluvia es un bien raro y escaso..


figues-fig-feigen-higueras-mallorca-1

Tierra de monte bajo, de estepas y gamones, de matas y acebuches, con algún pino escaso que perfuma la llanura. Tierra salvaje, con rodales robados al bosque, a base de sudores y de fatigas, para el cultivo. Tierra de pocos árboles, donde la higuera cultivada sabe aprovechar la escasez, sabe sobrevivir porque se adapta prodigiosamente a un medio que le es, por razones de origen remoto, familiar. Tierra donde la higuera, generosa, extrae de las sequías y de la arcilla la delicia de sus frutos más sabrosos.

Éste es el marco telúrico en que Montserrat Pons y Boscana, farmacéutico de Llucmajor enamorado del árbol bíblico y del microcosmos que la historia y la vida han construido en torno a las higueras, ha emprendido una experiencia única en el mundo. Montserrat, espoleado por un comportamiento inusual, ha diseñado y desarrollado, a partir de los renuevos de higuera de Miner., proporcionados por su amigo Pep Sacarés y Mulet, el proyecto, hoy excelsa realidad, de construir un campo experimental de cultivo de la higuera a fin de contribuir al estudio y al conocimiento científico del árbol y su fruto, la salvaguarda del patrimonio, el mantenimiento de nuestros recursos filogenéticos, a la promoción de la cultura tradicional y popular, en busca de las potencialidades de explotación de los higos. Una obra, en definitiva, dirigida a promover la ciencia, el humanismo, la ecología y la economía, con una dedicación altruista y casi visionaria de las higueras y los higos.

figues-fig-feigen-higueras-mallorca-2

En Son Mut Nou, en el corazón mismo de la inhóspita y maravillosa Marina del Migjorn mallorquín, el milagro del esfuerzo individual ha construido un mundo de belleza y de amor a la tierra, a la naturaleza, inconmensurable.
Las sementeras espaciosas de Son Mut Nou, de una placidez visual magnífica, con las higueras armoniosamente y cuidadosamente plantadas y trabajadas, son un canto luminoso a la vida y a la cultura.

Miles de higueras lozanas, esbeltas, de cientos de variedades, procedentes de todos los rincones de las Islas Baleares, peninsulares, de países exóticos y lejanos, con multiplicidad de formas, de colores, de sabores, y sus frutos, son el testimonio milagroso de una quimera que se ha hecho realidad.

El campo de experimentación está dividido en cinco sectores, con un número de 1.724 higueras, de un total de 834 variedades diferentes: 255 de todas las Islas Baleares; 187, de otros lugares del Estado español, y 392 foráneas, procedentes de todo el mundo.

figues-fig-feigen-higueras-mallorca-3

Las finalidades del campo de experimentación de Son Mut Nou son:

– Concentrar una colección de cultivares de higuera de diferentes variedades (patrimonio de las Islas Baleares).

– Recuperar variedades antiguas en riesgo de erosión genética.

– Descubrir variedades desconocidas.

Normalmente las higueras están en barbecho todo el año. Suelen hacer dos labradas no profundas al año para no dañar las raíces superficiales y dan las pasadas de cultivadores que sean necesarias, con la sazón adecuada, para enterrar el abono, destruir las hierbas, minimizar la evaporación del agua y romper el terreno compactado. Para el abonado utilizan orgánico (estiércol de animales).

En el caso de la plantación de las higueras en Son Mut Nou, utilizan un marco de plantación de 13 x 13 metros, con una cabida de 64 árboles por hectárea, así se obtendrían cosechas de unas 4‘4 a 5‘7 toneladas de higos por hectárea.

figues-fig-feigen-higueras-mallorca-4

La higuera se aprovecha principalmente como árbol frutal, bien para consumir los higos frescos o bien para secarlas, y para la alimentación del ganado, en último caso.
Actualmente la elaboración de productos derivados de los de higos es una prioridad para poder contribuir al mantenimiento del campo.

Viajeros del extranjero, ciudadanos de las Islas, en la visita a Son Mut Nou, le darán la bienvenida los roces suaves de las hojas de los árboles, de verde brillante, disfrutará con la constatación de una obra bien hecha, admirar la sabiduría y el compromiso de unos hombres que aman con desesperado amor su tierra y la trabajan como sólo los enamorados saben hacerlo. Visite Son Mut Nou, se le endulzarán los labios con las delicadezas culinarias de los higos cuando las manos de aquellos que los elaboran son sabias y dispuestas.

Campo de experimentación de higueras: cultivo, conservación y promoción.
Higueral en la Marina de Llucmajor
+info: www.sonmutnou.com