+Mallorca, la revista de Mallorca

La fiesta de Moros y Cristianos de Sóller, una de las más genuinas de Mallorca


La fiesta de Moros y Cristianos de Sóller, al noroeste de la isla, conmemora la hazaña acometida en 1561, cuando la población local se enfrentó a un ataque de piratas turcos y argelinos. Conocida como Es Firó, se celebra el lunes posterior al segundo domingo de Mayo y es una de las más enraizadas del calendario local.

 
Tiene una base profundamente religiosa y un componente lúdico, pero es su vertiente teatral lo que la convierte en única en su género.
 
Los participantes, en su mayoría jóvenes del pueblo, se dividen en dos bandos -moros y cristianos- se disfrazan con gran elemento ornamental y escenifican la batalla que termina con la victoria cristiana.
 
 
 
 

La representación rememora lo ocurrido en el valle de Sóller en la madrugada del 11 de mayo de 1561, cuando los guardas de la barraca del Coll de s’Illa vieron cómo arribaban a la zona portuaria de Ses Puntes 23 barcos con 1.800 soldados turcos y argelinos. En la refriega jugaron un importante papel las mujeres de la localidad -“ses valentes dones”-, que mataron a dos piratas con la tranca de una puerta.

Las incursiones sarracenas fueron muy comunes durante los siglos XV, XVI y XVII. El ataque de 1561 coincide con la restauración del dominio turco en el Mediterráneo. En esta época las costas de Baleares sufren repetidas incursiones, que en Mallorca se producen especialmente en las poblaciones de Alcúdia, Andratx, Pollença y Sóller. Mudo testigo de los hechos son las atalayas de vigilancia repartidas por toda la isla -en el caso de Sóller la de Sa Torre Picada, en la Costa de la Atalaya- que hoy en día pueden visitarse como parte del recorrido de los circuitos culturales.