El Aceite de Mallorca es un aceite de oliva virgen extra obtenido del fruto Olea Europea L., de las variedades mallorquina o empeltre, arbequina y picual, por procedimientos físicos que garantizan que el aceite conserve el aroma, sabor y características del fruto del que procede.

Las características de los suelos, la orografía accidentada, las precipitaciones irregulares y la elevada edad de los olivos mallorquines determinan una reducida producción de aceituna apta para la elaboración de aceite de calidad.

Por otra parte, el clima de la isla de Mallorca condiciona la época óptima de recolección de las aceitunas, que se avanza respecto de otras zonas donde se cultivan olivos. Aceite de oliva - Pa amb oliLa conjunción de todos estos factores, juntamente con las variedades de aceituna presentes en Mallorca, dan lugar a aceites con características organolépticas diferenciadas, de tipo dulce si se obtienen de aceitunas en envero, cuya característica más sobresaliente es su dulzor o suavidad, siendo los atributos de amargor y picante prácticamente ausentes; o bien de tipo frutado, cuando se obtienen a partir de aceitunas verdes, en cuyo perfil sensorial aparecen marcados los atributos amargo y picante. El cultivo del olivo y la producción y consumo de aceite de oliva tienen una gran tradición en la isla de Mallorca.

Variedades de aceituna

Mallorquina: Es la variedad más presente en Mallorca y conforma el paisaje de la Serra de Tramuntana. Da lugar a aceites de color amarillo pálido y aporta suavidad, dulzor y reminiscencias con sabor a almendra madura.

Arbequina: Da lugar a aceites muy frutados que recuerdan a la fruta verde y a la hierba acabada de cortar.

Picual: Dota al aceite de sensaciones ligeramente picantes y amargas y le aporta estabilidad.

Comprar Aceite de oliva de Mallorca