vinosferrer.com Bodegas José L. Ferrer Mallorca


El campo y los bosques de Mallorca florecen en primavera y verano con amarillos brillantes, rosas, morados, azules y añiles. 

Flores silvestres de Mallorca (Genista lucida)


Es una vegetación típicamente mediterránea, entre la que encontramos muchos endemismos (124 especies), destacando el gran número de pequeñas orquídeas, con treinta y una especies.

 

El amarillo de la genista (Genista lucida), que cantaba Joan Manuel Serrat, es vibrante y transmite sensación de alegría al bosque. Este arbusto espinoso, endémico de los pinares y matorrales de Mallorca, se conoce en la isla con el nombre de gatosa.

Existen otros arbustos muy similares, como la genista majorica, que vive en las rocas de la Serra de Tramuntana y en castellano se denomina retama.

Flores silvestres de Mallorca (Asphodelus aestivus)

 

 

Hermosas varas de tallos duros con inflorescencias multifloras blancas (Asphodelus aestivus) son el gamón común. Sus flores parecen una azucena en miniatura. Suelen renacer fácilmente tras incendios porque poseen rizomas subterráneos que resisten bien el fuego.

 

También encontramos una bonita enredadera rastrera con hojas dentadas: la corregüela (Convolvulus althaeoides L.) o capells de serp, que presenta sutiles flores en forma de campana de color rosa, casi malva.

Flores silvestres de Mallorca (Cistus albidus L.)

 

Muy características de los bosques son la jara y el jaguarzo negro.

La jara (Cistus albidus L.), llamada estepa blanca en Mallorca, es un arbusto de tamaño medio con flores violeta y suaves pétalos, las hojas son de color verde claro.

 

La estepa jaguarzo negro o estepa morisca (Cistus monspeliensis L.), en catalán también se conoce por estepa llimonenca, tiene un aspecto más leñoso, con hojas de color verde oscuro y viscosas. Las flores son igualmente suaves y grandes en color blanquísimo.

 

La lavanda (Lavandula latifolia) se cultiva de forma ornamental en todo el Levante español, pero que en algunos casos se ha extendido al campo.

Solía florecer a partir de junio, aunque actualmente ya se encuentra en flor durante los meses de primavera.

Flores silvestres de Mallorca, amapola

 

Por último, no olvidemos las clásicas margaritas (Chrysanthemum coronarium) y amapolas (Papaver rhoeas L.), que adornan campos abandonados y recuerdan a nuestros juegos de infancia: “me quiere, no me quiere”. Casi siempre nos quiere porque, habitualmente, las margaritas tienen trece pétalos.

 

 

 

Flores silvestres de Mallorca (Convolvulus althaeoides L.)