vinosferrer.com Bodegas José L. Ferrer Mallorca


La lagartija balear (Podarcis lilfordi), ausente en la isla de Mallorca debido a las modificaciones ambientales introducidas por el hombre a lo largo de la historia, es, junto con “el ferreret” (Alytes muletensis) de la Serra de Tramuntana, los vertebrados terrestres más antiguos de las Baleares.

 

Es un pequeño reptil de color verde oscuro, con cuatro extremidades cortas con el cuerpo y la cola largos.
Estas lagartijas tienen un breve letargo durante los meses más fríos. Son omnívoros y se las observa subidas sobre arbustos, buscando pequeños invertebrados, insectos, flores, semillas, también animales muertos (gaviotas, ratas, etcétera). 

Hacen dos puestas de 2 – 3 huevos, una en primavera y otra a comienzo de verano. Las crías nacen al calor del sol al cabo de unos 60 días. 

La lagartija balear es presa del cernícalo, del halcón marino, de las ratas, de la gaviota, etc.
No se permite alimentarlas, ya que se puede modificar su alimentación natural y afectar de forma colateral a otras especies que dependen de sus costumbres naturales.