vinosferrer.com Bodegas José L. Ferrer Mallorca


veri-a-la-natura-1

Uno de los problemas más acuciantes que sufren determinadas especies de la fauna en general es el uso de veneno para el control de predadores en cotos de caza. Esta práctica, tipificada por el vigente Código Penal como un delito y considerada como falta muy grave por la Ley Balear de Caza, se encuentra, desgraciadamente, muy extendida.

veri-a-la-natura-2

 

Gracias a los actuales medios de comunicación por Internet, la utilización de veneno se ha extendido por todos los rincones, no sólo aquí, sinó en otros muchos países, utilizando productos fitosanitarios fáciles de adquirir en el mercado. Algunos de ellos han dejado de fabricarse por imposición de la Comunidad Económica Europea.

 

 

La incidencia del veneno sobre nuestras rapaces

El veneno fue una de las principales causas del declive de aves rapaces y de numerosos predadores que se intoxicaban por consumir cebos envenenados o animales que habían muerto envenenados, ya que muchos de los venenos se acumulan en la cadena alimentaria. Normalmente el veneno no iba destinado a estas aves ya que el objetivo eran perros y gatos asilvestrados o pequeños predadores. En las Baleares las primeras víctimas fueron el buitre negro (Aegypius monachus) en Mallorca y el alimoche (Neophron percnopterus) en Menorca, aves carroñeras que consumen animales muertos de mediano o gran tamaño. Gracias a los sistemas de vigilancia que se iniciaron en los años noventa, se dejaron de emplear grandes animales envenenados como cebo, lo que propició la recuperación de ambas especies. Pero los envenenadores de fauna continuaron utilizando cebos más pequeños y más difíciles de localizar. Estos cebos han resultado catastróficos para el milano real (Milvus milvus). La población de Menorca y Mallorca descendió a media docena de parejas en cada isla a finales de los noventa.
Por ello se inició un Plan de Recuperación para esta especie gracias al cual se ha evitado su extinción en las dos islas. En 2009 se han localizado 12 parejas territoriales en Menorca y 23 en Mallorca de las que únicamente han criado 10 en la primera isla y 13 en la segunda.

veri-a-la-natura-3 

La lucha contra el veneno

Para combatir el uso ilegal de veneno en el medio natural, la Consejería de Medio Ambiente ha realizado numerosas acciones divulgativas y educativas así como una importante campaña sobre el terreno para luchar contra esta práctica. Dicha campaña se inició en 2000 mediante inspecciones aleatorias a cotos de caza por parte de los Agentes de Medio Ambiente. En 2008 se creó una unidad canina para la detección de veneno que trabaja intensamente. Por otra parte, desde que se inició en Plan de Recuperación del Milano Real todos los pollos que nacen cada año son marcados con radiotransmisores, lo que permite su seguimiento permanente y su localización cuando mueren. Así pueden determinarse las causas de fallecimiento y tomarse las medidas correctoras. Gracias a todo ello ya ha habido tres sentencias condenatorias, con cierre de cotos de caza y multas millonarias. En 2009, gracias a uno de los 4 milanos marcados con un novedoso sistema de seguimiento por satélite, los agentes de Medio Ambiente y la Guardia Civil denunciaron a un individuo que presuntamente mató a uno de los ejemplares marcados y a otros dos en un coto de caza de Llucmajor. Este coto ha sido cautelarmente clausurado, el titular y el arrendatario fuertemente sancionados y este último puesto a disposición de la Justicia. Se espera que con estas actuaciones cese el uso de veneno que tanto daño ha causado y sigue causando a toda nuestra fauna.

milana-posada-mallorca 
veri-a-la-natura-4