La ruta verde del olivo (II), MallorcaEste itinerario le conducirá por un camino de milagros y leyendas, casi siempre relacionados con la figura de la Virgen María, patrona de Mallorca. El recorrido se iniciará saliendo del pueblo de Caimari, por la calle de Nostra Senyora de Lluc, que corresponde a la carretera Ma2130 Inca-Lluc,

donde en otros tiempos se encontraban los hostales que albergaban a los peregrinos antes de emprender la subida al santuario.

Donde la carretera forma la primera curva a la derecha, deberá abandonar el asfalto para tomar el primer tramo del antiguo camino, que todavía hoy, presenta restos del empedrado original, y atraviesa espesos bosques de pinos (Pinus halepensis), y encinas (Quercus ilex). En este lugar, disfrutará de uno de los paisajes más emblemáticos de Mallorca, con la falda de la montaña engalanada por un mar de olivos y escalonada por los bancales de piedra en seco, realizados desde tiempos inmemoriales, con la finalidad de convertir la tierra hostil en un espacio apto para el cultivo.

Después de flanquear la Peña de Cavall Bernat, que se levanta a la derecha del camino, cruzará la carretera, y ascenderá por un tramo más estrecho conocido como Costa Llarga, hasta alcanzar las casas de Son Canta, situadas también a su derecha. Continuará ascendiendo por el mismo camino hasta las casas de El Barracar, que fueron durante siglos propiedad del Santuario de Lluc y posada de los peregrinos. Desde aquí, comienza el tramo más largo sobre asfalto, donde el camino se confunde con la carretera. En este punto, en días de buena visibilidad, el viajero tendrá la oportunidad de disfrutar de una de las mejores vistas sobre la bahía de Pollença.

Más adelante, después de atravesar una barrera a la izquierda de la carretera, seguirá de nuevo por el antiguo camino, denominado en este tramo Camí de Sa Llonganissa (longaniza), por la curva que describe. Dicho camino sube en dirección a la Bretxa Vella, paso artificial construido en 1708, para llegar a las casas de Es Guix, cuyo nombre procede de las extracciones de yeso que se realizaban en esta zona. Dejará atrás el camino de la izquierda que sube al Puig de Massanella, y descenderá un tramo por el Camí Vell de Lluc sobrepasando la Font des Guix, hasta llegar de nuevo a la carretera y alcanzar el Coll de Sa Batalla, hoy ocupado por una gasolinera.

· Caimari – Cases del Guix: 2 horas
· Cases des Guix – Font Coberta: 30 minutos

La ruta verde del olivo (II), Mallorca