El parque natural La Reserva Puig de Galatzó se halla al suroeste de Mallorca, en Puigpunyent, a 17 km de Palma. Tiene una superficie de 2,5 millones de metros cuadrados. Empezó a construirse en el año 1986 y se aprobó por el Consell Insular de Mallorca el 3 de Agosto de 1992 como utilidad pública e interés social, inaugurándose oficialmente el 24 de Octubre de 1992.

Un camino señalizado nos lleva por este espacio natural único de Mallorca. La Reserva Puig de Galatzó está situada al pie de la montaña “Puig de Galatzó” que es una de las más emblemáticas de Mallorca con 1.026 metros de altura sobre el nivel del mar El Galatzó y su valle son conocidos como las zonas más enigmáticas de la isla debido principalmente a las leyendas del Comte Mal, un rico y enigmático noble que poseía estas tierras en el siglo XVII. Pero también tiene otras curiosidades como que los musulmanes supervivientes se refugiaron aquí en la época de la reconquista o que esta montaña está considerada como una de las más magnéticas de Europa. La Reserva está considerada como una de las zonas más exuberantes en vegetación, con una gran variedad de plantas. Esta variedad se debe a su abrupto paisaje, ya que varía desde los 200 metros de altura sobre el nivel del mar hasta los 1.026 metros del Puig de Galatzó. Las plantas autóctonas de mayor interés están recogidas en un catálogo de plantas que se puede adquirir en la entrada.

Además de plantas, La Reserva hospeda a osos pardos, avestruces, emus, martas, gamos, jinetas, burros salvajes, cabras, pavos reales, ocas e infinidad de especies de patos en un entorno de cuevas y cascadas. El recorrido completo por LA RESERVA a través de antiguos caminos de carboneros consta de 3,5 km. Tras un paseo de aproximadamente una hora, se encontrarán las barbacoas y un servicio de bar, donde pueden tomar refrescos y donde la comida estará servida a la mesa o torrada por uno mismo. También es el lugar de la espectacular exhibición de aves rapaces.