vinosferrer.com Bodegas José L. Ferrer Mallorca


santanyi-cala-figuera-paseo-stroll-iglesia-church

En 1571 la villa de Santanyí construyó una muralla que la protegiera de los saqueos sarracenos, hoy podemos acceder al centro del pueblo por su Porta Murada.

Santanyí Cycling, cicloturismo. Mallorca

 

 

 

Calles sinuosas, llenas de bonitas tiendas, que combinan arte, moda y jazz, nos conducen hasta la plaza del Ayuntamiento y la iglesia de Sant Andreu (s. XVIII-XIX). En el interior de la iglesia parroquial de Sant Andreu encontramos un espectacular órgano (1.762), obra de Jordi Bosch. Se construyó para el convento de Santo Domingo en Palma y fue trasladado a esta parroquia en 1.837.

Desde el presbiterio de Sant Andreu accedemos a la capilla del Roser o “iglesia vieja” de Santanyí, una hermosa capilla de estilo gótico (s.XIV), cuya decoración austera le confiere mayor misticismo. Opuesta a la iglesia, una cancela da acceso al romántico y sombrío patio de la casa rectoral, construida entre los siglos XVI y XVIII. También es posible visitar el Museo Parroquial los miércoles y sábados de 10:00 a 12:30.

santanyi-cala-figuera-paseo-stroll-1

Santanyí tiene un importante dinamismo cultural, centrado en la pintura, la música y la poesía. Su Teatro Principal (c/ Bisbe Verger, 38) mantiene programación estable durante todo el año, estando abierto de viernes a domingo, con obras teatrales, conferencias y presentaciones literarias. Junto al Teatro Principal de Santanyí hay un original edificio de piedra seca, rodeado por un jardincillo. Se trata de un aljibe construido en el  siglo XVIII, con capacidad para 3.000 litros de agua. Todos los vecinos de Santanyí tienen derecho a sacar agua de él, en caso de necesitarlo.

santanyi-cala-figuera-paseo-stroll-fisher-pesca

Las canteras del municipio proveen a la arquitectura mallorquina la característica piedra de Santanyí, una calcarenita dura de color dorado, con la que se han construido desde la catedral  de Palma hasta los hoteles contemporáneos, pasando por casas de campo.
Por último, no debemos dejar de visitar la infinidad de calas cercanas a Santanyí, y sus preciosas aguas cristalinas en toda la gama del esmeralda. Destaca Cala Figuera donde podemos pasear y comer un excelente pescado recién traído por la flotilla de llaüts locales.

Santanyí. Cala Figuera, Mallorca